¿Qué es la terapia psicológica?

La terapia psicológica es un esfuerzo de colaboración entre el psicoterapeuta y el cliente, donde la relación terapéutica es sanadora en sí misma. La labor del terapeuta es ayudar al cliente a identificar los puntos de su vida donde necesita apoyo, a promover el auto-conocimiento, el desarrollo de recursos internos y a encontrar la manera de satisfacer sus necesidades pendientes. Así es posible solucionar problemas del pasado y/o del presente. Los clientes también pueden mejorar sus habilidades de comunicación, de resolución de conflictos, mejorar su auto-estima, fortalecer sus habilidades para la vida, y encontrar un balance en sus vidas. En terapia, el cliente explora sus experiencias (sensaciones, sentimientos, pensamientos y acciones) donde se encuentra “atorado” o que le ocasionan malestar físico y/o emocional. El cliente puede profundizar el conocimiento de sí mismo y de sus recursos personales, ampliar la perspectiva de sus vivencias y aprender nuevas maneras de abordar sus problemas. Un terapeuta profesional promoverá su crecimiento personal y el desarrollo de habilidades para fomentar su bienestar.

¿Quién acude a terapia?

Casi todos pasamos por momentos de vida donde necesitamos ayuda. No necesitas estar frente a problemas serios para beneficiarte de una terapia psicológica. Además de abordar problemas de salud mental, la psicoterapia también trata con situaciones como traumas, cambios en la vida, abuso, problemas en las relaciones, pérdidas, y mucho más; todo aquello relacionado con la experiencia humana. Con ayuda de la terapia psicológica puedes aprender a lidiar con el estrés, la depresión, situaciones de la vida diaria, y sentirte más en control de tus decisiones.

¿Cuándo hay que acudir a una terapia?

Desde la infancia hasta la senectud, hay momentos en los cuales podemos necesitar ayuda para abordar problemas que nos ocasionan sufrimiento emocional o sentimientos de estar atorado/a y/o sobrepasado/a. Si te encuentras experimentando este tipo de dificultades, puedes beneficiarte de la ayuda profesional de un experimentado terapeuta.

Los psicoterapeutas profesionales ofrecemos la cuidadosa ayuda experta durante momentos difíciles. Algunos indicadores de que es tiempo de buscar ayuda son cuando tienes problemas en tus relaciones personales, en tu trabajo, con tu habilidad de concentración, en tus patrones de sueño, si sientes que tu vida está fuera de balance, si sientes como que no eres tú mismo, o simplemente el dolor de vivir es insoportable.

Si te preguntas si sería bueno ir a terapia, es justo el momento de acudir.

¿Cómo se maneja la confidencialidad de lo que digo en Terapia?

Lo que se aborda en la terapia es completamente confidencial, esto promueve la relación entre el cliente y el terapeuta, y favorece la exploración de las dificultades del cliente en un ambiente seguro. Como cliente, tienes la garantía de confidencialidad dentro de los límites de la relación cliente/terapeuta. Las únicas limitaciones a este acuerdo ocurren cuando el terapeuta percibe un inminente peligro a tu vida o la de alguien más.

¿Cuánto tiempo dura un proceso terapéutico?

Idealmente, el proceso terapéutico termina cuando el cliente siente que la circunstancia de vida que lo trajo a terapia es más manejable o está resuelta. Es recomendable que durante las primeras sesiones el terapeuta proporcione un tiempo estimado de duración, de acuerdo a las metas que el cliente haya planteado. Es importante tener en cuenta que somos seres en proceso, que el proceso de cada uno es único y depende de la historia personal, los recursos internos, y el compromiso del cliente con su proceso terapéutico. También hay que mencionar que el éxito del proceso terapéutico está directamente relacionado con la consistencia en la asistencia del cliente a sus terapias, durante el tiempo estipulado.

zRecientemente inicié la terapia, ¿por qué me siento peor que antes de comenzar?

Esta experiencia puede presentarse en algunas personas, cuando acuden a terapia por primera vez y comienzan a explorar traumas, heridas y/o pérdidas del pasado. Esto es parte del proceso de algunos clientes que comienzan su camino de sanación. Es importante que el cliente no interrumpa la terapia hasta alcanzar sus metas. Con seguridad estos sentimientos mejoraran con el transcurso de las sesiones. Considera que cuando hablamos de problemas emocionales, el cuerpo sólo puede sanar aquello de lo que tiene conciencia. Por favor contáctame si durante el proceso terapéutico te sientes severamente deprimido/a o inquieto/a entre una sesión y otra. Si hemos establecido un plan de seguridad o has aprendido ejercicios para mantenerte en el aquí y el ahora, recuerda tener a la mano esta información y darle prioridad a tu cuidado personal.

¿Qué pasa cuando se tiene un resultado positivo del proceso terapéutico?

Cuando tu proceso terapéutico es exitoso, podrás experimentar cambios positivos en tu vida. Aumentará tu esperanza, tu confianza en ti mismo, habrás resuelto asuntos del pasado, te sentirás emocionalmente más estable, habrás contactado con tus recursos internos y estarás experimentando nuevas habilidades para satisfacer tus necesidades diarias. Estarás notando que los resultados de tus interacciones con la gente son más positivos. No olvides que tú eres quien evaluará el éxito de tu proceso terapéutico. Si tu vida diaria está transcurriendo más armónicamente, excelente, si todavía hay áreas que deseas mejorar, hazlo saber a tu terapeuta para continuar trabajando con esa meta más específica. Tu puedes lograr vivir en armonía contigo mismo/a y con tu vida.

¿Cuál es la diferencia entre Psicólogo y Psiquiatra?

A grandes rasgos, un psicólogo es un profesional de la salud especializado en el comportamiento humano y en trastornos de dicho comportamiento que no son causados por alteraciones de tipo orgánico; por otra parte, el psiquiatra es un medico que considera los problemas del paciente como resultado de algo que no funciona bien en el organismo (en el cuerpo). Así pues, habitualmente el psiquiatra se ocupa de diagnosticar y recetar un fármaco para mejorar el síntoma del paciente mientras que el psicólogo, junto con el diagnostico clínico, busca apoyar y promover que el paciente desarrolle/fortalezca habilidades internas, para superar sus dificultades específicas en el día a día.

Todo ser humano tiene la oportunidad de avanzar hacia una vida óptima y de auto-realización. Mi enfoque terapéutico está basado en la Terapia Gestalt y acompañado de una variedad de metodologías y técnicas para ayudar a ayudarte.

Nadie mejor que tú sabe cuáles son tus necesidades y cual la mejor manera de resolverlas, ¡Tú eres el experto! Mi trabajo consiste en convertirme en un espejo para que te veas, y puedas experimentarte y expresarte. Mi espacio terapéutico es un lugar seguro, confidencial, empático, compasivo y de contención, para favorecer que puedas explorar los aspectos más difíciles de tu ser interior.

Sinceramente creo que antes de pensar en cambiar, puedes comenzar por ser quien realmente eres. Conforme aprendes a amarte a ti mismo, comienza un viaje único e irrepetible hacia tu desarrollo personal y la expresión de tu totalidad.

En última instancia, la terapia es la relación honesta entre dos seres humanos. Los más de quince años de práctica profesional me han proporcionado el crecimiento personal, el conocimiento y la experiencia que ahora pongo a tu disposición.

Asimismo, considero que la capacidad de vivir y trabajar desde un paradigma multicultural es el legado de mi experiencia de vida en México, Estados Unidos y Canadá.

Tipos de servicios que ofrecemos:

  • Terapia individual, de pareja y familiar, para adolescentes y adultos
  • Seminarios y talleres para grupos particulares y empresariales
  • Terapia vía telefónica para clientes que viven fuera del Distrito Federal
  • Terapia Centrada en el Cliente
  • Terapia Gestalt
  • Musicoterapia
  • Trabajo corporal
  • Focusing
  • Negociación y Mediación
  • Habilidades Básicas de Comunicación

Estos son algunos de los problemas que abordamos:  

  • Carencia de sentido de vida
  • Depresión
  • Ansiedad  y manejo de estrés
  • Baja autoestima y confianza en ti mismo/a
  • Problemas con tus relaciones
  • Dificultad para tener pareja
  • Dificultades con tu identidad sexual
  • Manejo del enojo
  • Dificultades con el sueño
  • Traumas de infancia
  • Abuso físico, psicológico y/o  sexual  
  • Duelos y pérdidas significativas (muerte, divorcio,  trabajo, etc.)

 

  • Sentirte más relajado/a y en paz contigo mismo/a
  • Encontrar tu sentido de vida
  • Aumentar la confianza en ti mismo/a
  • Desarrollar habilidades para resolver conflictos y manejar tu enojo
  • Aprender habilidades para comunicarte más efectivamente
  • Establecer relaciones personales sanas
  • Recuperar el control sobre tu vida y tus decisiones
  • Sentirte bien con tu cuerpo
  • Mejorar tu sexualidad
  • Sentirte seguro/a de tu identidad sexual

Acudir a terapia es una inversión en tu salud y bienestar, presente y futuro.

Cre-siendo es un lugar donde puedes expresarte con seguridad, confidencialidad y sin juicios, donde te puedes sentir comprendido/a, apoyado/a y relajado/a; con el apoyo de mis intervenciones terapéuticas podemos promover tu auto-conocimiento y aceptación, ayudarte a contactar tus necesidades y a encontrar la manera de satisfacerlas para que realices los cambios positivos necesarios en tu vida.

Mis conocimientos y habilidades, aunadas a mi experiencia profesional, me permiten trabajar con el abanico de problemáticas de la condición humana. Cada persona tiene una perspectiva única de sí misma, del mundo y de los otros. Con mi enfoque terapéutico Gestáltico y una diversidad de técnicas terapéuticas, podemos trabajar juntos para que descubras tu manera de percibir y vivir la vida.

Dirección

Saturnino Herran 37-B

San Jose Insurgentes, CDMX.

Contacto

¿Listo para recibir ayuda? ¡Comunícate para agendar una cita!

Siguenos en: